Amigos Viajeros. Conxi Perez.

Conxi Pérez nadó por sus sueños a contracorriente, como los más valientes. Tomar decisiones sobre los viajes largos no es nada fácil, como tomarlas sobre la vida. Su relato es un testimonio que, para algunos, puede no tener precio. Sus fotos… Juzgad vosotros mismos.

¡Gracias Conxi! Alas y Viento.


1 VIAJE, 2 AÑOS, 11 PAÍSES, 11 FOTOS

De un día al otro, cogí la mochila y me fui. Aquí mi vida no me gustaba. Bien, no fue de un día a otro. Hubo muchas cosas que hacer: vender el coche, vaciar mi casa para alquilarla… Tuvo su complicación, desde luego.

Debí regalar y desprenderme de cosas y recuerdos que para mí eran importantes..Lo pasé un poco mal. Y dejé el trabajo. Incluso algún compañero se enfadó porque me iba. Cenas de despedida, frases de “Seguro que nos volvemos a ver”. También podéis venir vosotros a verme, les decía. Me sorprendió que algunos lloraron, cómo si no me fueran a ver más, como en un funeral. Yo estaba radiante. No entendían nada.

Si, la mayoría me decía que me equivocaba. Mensajes negativos a puñados: “¿Qué pasará cuando te jubiles?”, “¡Una mujer sola!”, “Sólo te quedan 10 años. Aplaza el viaje para entonces…” “¿Ya lo has pensado bien?” “Pero….. ¿cuando volverás?”, “¿Y si te pones enferma?”, “¿Y si te pasa algo?, “Y si…?”

Uffff!!!! Qué cansinos eran. Hasta me llegaron a decir que eso de querer irme era una pataleta de niña pequeña. Que lo importante era el trabajo y la estabilidad de las cosas que ya tenía.Y yo pensaba, “¿Pero estos se creen que son inmortales? Tempus fugit”. No, soy enfermera y veo la muerte de cerca cada día. ¡Fíjate ahora, con el coronavirus!

Solo una persona me animó pero me dijo: “No creas que será fácil. A veces te sentirás muy sola. Lloraras” No fue verdad. En estos 2 años no lloré ni un solo dia. Me añoré de algunas personas, eso sí. Pero fue la época de mi vida en que me sentí más libre, sin ataduras de ningún tipo, sin reglas emocionales. Han sido los 2 años más tranquilos de mi vida. Me sentía feliz.

Mi viaje sin billete de vuelta al final iba a durar 2 años a través de 11 países. Ha sido difícil elegir una sola foto por cada uno de ellos. Pero ahí las dejo.

Aprendí un poquito de inglés, conocí a gente de diferentes nacionalidades y culturas, viví intensamente… Eso sí, pasé alguna situación apurada: un temblor de tierra, un tifón grado 3 a bordo de una patera… pero me sentía bien, sin miedo, con fuerzas.

Me he relacionado con nativos, me han acogido en sus casas, me he sentido tratada con cariño, apreciada, vital. Me han enseñado sitios que los turistas normalmente no conocen, he dormido en aeropuertos, muchos viajes en transporte público y, sobretodo, me han regalado mucha amabilidad y muchas sonrisas.

Y solo volví porque se me acabó el dinero. Ni más ni menos. Pero, naturalmente, sigo haciendo viajes aunque más cortos. No concibo la vida sin viajar. Me costó adaptarme a la vida que llevaba antes, la gente seguía sin entender porqué me fui. Pero yo si. ¡Y tanto que si! Fué un viaje maravilloso y una de las mejores etapas de mi vida y, en cuanto pueda… pillo la mochila y me vuelvo a ir. Alas y Viento. Un beso a todos.

Nepal

Tailandia

Laos

Camboya

Vietnam

Malasia

Indonesia

Singapur

China

Filipinas

India




MASCARAS DEL MUNDO (23). Rana

RANA

AUTOR: Anónimo

MATERIAL: Madera pintada

1.995, Bali, Indonesia (Asia)

 

La mayor parte de los espectáculos de danza balineses, si bien se basan en poemas épicos, historias y leyendas referentes a reyes, dioses y héroes, tienen como personajes centrales animales característicos como el que representa esta máscara que participó en la Danza de las Ranas.

Los espectáculos enmascarados en Bali datan de hace mas de 1.000 años, forman parte de su cultura, de su religión y de sus costumbres. Jamás se le ocurriría a un balines colgar una máscara en una pared como decoración. Las máscaras son mucho más que eso, son algo sagrado ya desde su fabricación, arte que pasa de generación en generación de manos de renombrados maestros muy respetados en la isla.

La exquisitez extraordinaria de los movimientos de los bailarines y, especialmente, bailarinas balinesas, la música de orquesta que acompaña siempre estos “espectáculos”, los elaborados vestidos y la expresividad de las máscaras crean una atmósfera impagable. Desde luego, también existe un cutre mercado turístico alrededor de todo eso en el que no se encontrará ninguna de esas virtudes. Como en todos los países de este Mundo ya exageradamente globalizado y turistificado, hay que escoger bien si no se quiere acabar comprando o viendo un mediocre producto para extranjeros.

 

Show more
IMG_20190506_113055_813




MASCARAS DEL MUNDO (3). Rangda.

RANGDA

AUTOR: Anónimo

MATERIAL: Madera pintada

1.995 Bali, Indonesia (Asia)

El arte de la máscara en Bali es una especialidad que se transmite a menudo hereditariamente. La mayor parte de estos artistas se concentran en las zonas de Mas y Singapadu y solo alguno de ellos crean máscaras sagradas de Barong y Rangda. La manufactura de estas máscaras sagradas es todo un rito que se inicia con la elección del autor y del árbol cuya madera se trabajará. El artista y los sacerdotes realizan ofrendas al dios del lugar donde han crecido los árboles y al dios o espíritu del propio árbol. A partir de aquí, todo el proceso, que puede durar más de cuatro meses, sigue un rígido ritual en el que todo es cuidadosamente escogido: el día de inicio del trabajo, los detalles especiales de la máscara, las ofrendas en cada momento, los instrumentos, las pinturas, etc.

Aunque, obviamente, se ofrecen representaciones turísticas de danzas indonesias sin ningún valor cultural, es fácil diferenciarlas de una verdadera representación popular. Si tienes el privilegio de asistir a una verdadera representación de esta “danza” se te erizan todos los pelos del cuerpo y sientes el escalofrío de la autenticidad. Arte puro y ancestral, cultura viva.

Las danzas de Bali son consideradas por la Unesco Patrimonio Cultural Intangible de la Humanidad

Show more
IMG_20190423_101958_626




MASCARAS DEL MUNDO (2). Barong Ket.

BARONG KET

AUTOR: Anónimo

MATERIAL: Madera pintada

1.995 Bali, Indonesia (Asia)

El más famoso baile tradicional balines es un espectáculo de teatro y danza basado en la eterna lucha del Bien y el Mal representados, respectivamente, por el Barong y la bruja Rangda. El Barong, descrito como una mezcla de tigre y león, encarna la figura del Bien, y la obra se basa en su enfrentamiento con la bruja del Mal Rangda. En la mitología balinesa, el Mal es imposible de eliminar y únicamente el Barong es capaz de neutralizarlo.

Indonesia es un paraíso para los coleccionistas de mascaras y uno de los pocos países del Mundo donde, prácticamente cada día, todavía se celebran espectáculos enmascarados que tienen una especial importancia cultural en estos pueblos y en los que se combinan música, danza y mimos con el arte tribal. Los artistas que los representan tienen una consideración popular de divos. En algunos casos, éstos siguen años de entreno intensivo bajo la tutela de los mas cualificados maestros antes de enfrentarse a las exigencias de los espectadores indonesios. Hasta primeros del siglo XX, las danzas más importantes estaban reservadas exclusivamente a personas de la Corte, a las que se consideraba las únicas preparadas para llegar a la perfección en estos espectáculos que ponen el acento sobre movimientos, pausas, silencios y sutilezas de las expresiones.

Show more
IMG_20190423_123859_440




Amigos viajeros. Nospiramosdeviaje.com: “Viaje en familia”

Inauguran esta sección mis amigos Susana, Freddy, Kayleigh y Freddy Jr. del blog nospiramosdeviaje.com

Estás 4 fieras, hace un par de años hicieron un viaje de 14 meses por Asia. Papá, mamá, y los chavales de 8 y 9 años. En su artículo, echan una mirada atrás y nos cuentan sensaciones y reflexiones sobre su “Viaje en familia”.

Gracias chicos.


VIAJE EN FAMILIA.
Madrid – Bangkok… y lo que venga.

Ya está, no hay vuelta atrás!!

Ya estamos en nuestros asientos del super “Boeing” que nos aleja algo más de 10.000km, para empezar, de nuestra cómoda casa, de nuestra seguridad, de las rutinas y horarios, en definitiva… de nuestra zona de confort. Con el corazón al ritmo de una locomotora, vamos reflexionando sobre las razones que nos han hecho tomar esta “loca” decisión.

Nuestro viaje de 14 meses empezó un 27 de junio, justo un día después de unas elecciones nacionales cuyo resultado nos confirmó una razón más para emprender nuestra aventura en familia. Recorrimos Tailandia, Malasia, Borneo, Singapur, Indonesia, China, Corea del Sur, Japón, Vietnam, Laos, Camboya, Sry Lanka y Filipinas de forma totalmente libre, poco turisteo y mucho maquinar nuestros propios traslados, alojamientos, excursiones, visitas… Hay una gran diferencia entre ser viajero y ser turista. Eso lo podéis comprobar claramente los que seguís el viaje de Nacho, o a Nacho en su viaje, que es parecido pero distinto.

En nuestro caso (se nos ha olvidado presentarnos: Susana, Freddy, Kayleigh y Freddy jr. los peques, entonces, con 8 y 9 años, hoy 10 y 12) reemplazamos todo lo que una familia consigue, después de muchos años de esfuerzo y trabajo, por 4 mochilas acordes con la estatura de cada uno de nosotros. No nos hizo falta mucho más espacio. De hecho, durante el viaje te das cuenta de lo poco que necesitas para ser persona. Además, de lo que realmente iban a llenarse esas mochilas es de aventuras, conocimiento, culturas, idiomas, costumbres, aprendizaje, gastronomías… y muuuchas experiencias.

Recorrer esa parte del mundo con nuestros hijos fue, entre otras muchas cosas, una lección multicultural. La sensación de bienestar y la acogida en todos los lugares fue inmensa; nuestros hijos vieron con sus propios ojos y sintieron en su propia piel, la buena gente que hay en el mundo y su disposición a ayudar y hacer agradable tu estancia.

Estuvimos en países musulmanes, hindúes, budistas, cristianos, sintoístas, sincretistas y más… y siempre tuvimos la sensación de estar rodeados de buena gente, sean de donde sean y practiquen la religión que practiquen o no practiquen ninguna. Viajar es un buen antídoto, el mejor diríamos, contra la xenofobia, el racismo y otras formas de discriminación.

Nuestros hijos dejaron de ir a la escuela pero ni os imagináis todo lo que aprendieron. Nuestra rutina académica fue sobre todo la lectura y nuestros diarios (cada uno el suyo), practicar matemáticas con los cambios de moneda, inglés a diario, ciencias de la naturaleza, historia y geografía a cada segundo, en fin… un viaje, una enciclopedia real.
Como padres y educadores pensamos que el sistema educativo tradicional deja mucho que desear, preparamos hijos para lanzarlos directamente a la rueda del trabajo, hipotecas, que sean gente de provecho (sobretodo para las multinacionales) y que no se cuestionen nada. Nos cabrea ver y sentir en nuestra propia piel hacia a dónde nos dirige la sociedad occidental. Consumo es la palabra clave en este asunto y las nuevas generaciones son expertas en esta materia. Hemos intentado enseñar a nuestros hijos que hay alternativas mucho más complacientes y duraderas. Después del viaje tienen muy presente que si el plan A falla, existe un plan B e incluso un C.

Y… otro asunto importante para los que todavía tenéis hijos en casa: ¿Habéis pensado alguna vez cuánto tiempo “del bueno” pasáis en familia? Se nos van los días casi sin comunicarnos con nuestros hijos, a menudo con un montón de cosas que hacer que nos roban el tiempo para dedicarles un hueco a ellos. Luego nos sentimos algo culpables y dormimos intranquilos pensando que mañana les daremos prioridad. Un viaje largo en familia te abre los ojos, principalmente porque estás fuera de tu zona de confort a diario y tu escala de valores cambia por completo.

Nuestro viaje estuvo lleno de experiencias que hoy, pasados ya unos cuantos meses de nuestro regreso a Fuerteventura, siguen aportándonos una complicidad familiar muy enriquecedora. Ese tiempo en el que desconectamos de la vida ajetreada y loca de occidente, nos trajo momentos en familia, mucho más que anécdotas, que de otra manera no existirían.

Por eso, y porque somos culos inquietos sabemos que en cualquier momento volveremos a darles vida a nuestras mochilas, o sea a nosotros mismos.

El mundo nos espera.”

Accede a la galería de fotos, a través del PDF: VIAJE EN FAMILIA




A MI GUSTO. Mis 10 artículos favoritos de Alas y Viento.

Mis artículos favoritos

He pasado ya de los 100 artículos publicados en el blog. Algo así como 100.000 palabras. Ya son palabras.

Para gustos se hicieron los colores dicen, pero yo, de todos los publicados, les tengo especial cariño a estos 10 artículos:

Egipto (3) El Thistlegorm.

Cap de Creus (y 4) Rosas- Begur. Sa Riera. Vuelta a casa.

Entre paréntesis: Una corrida de toros en la Patagonia

Argentina y Chile (14) Tandil. La intercontinental.

Entre paréntesis: un cumpleaños a 10.000 de casa

Indonesia (4) Boda en Messah island.

Rusia (3) Irkutz. El Great Baikal Trail.

Japón (5) Los Alpes Japoneses. Vida nómada

Entre paréntesis: 100 días de viaje

Filipinas (4) La Cordillera (2ª parte) El monte Pulag. Bahala na.

Show more
IMG_20180709_102950_140