Rusia (4) Olkhon. Una isla en el hielo.

5
1123

Amanezco con menos quebrantos de los que pensaba. Las agujetas en las piernas son aceptables. Eso sí, me duelen huesos, tendones y músculos de los pies que no conocía.

Llegó a Irkutz a las 11 h. Es 9 de Mayo. En Rusia es el Día de la Victoria y festejan a tope la paliza que le dieron a Hitler en la II Guerra Mundial.

Màs desfiles. Se ponen sus condecoraciones o las de sus antepasados, uniformes, banderas y pasean por la ciudad las fotos de sus muertos en acto de servicio. Y, despues, a comer y beber. Es un día de fiesta a lo grande. Por cierto, la frase “beben como cosacos” es cierta y aplicable a todos los rusos. En las fiestas y “ocasiones” se ponen hasta las trancas de cerveza y wodka, cantan, bailan y se tambalean en bacanales etílicas considerables.

Aquí hay siempre desfiles. Demasiados desfiles. Como una constante situación prebèlica. Sinceramente no me fío un pelo de esta gente. Y con el otro superchulo en Estados Unidos, más los yihadistas, el coreano peleón, Irán, India, Paquistan, China, etc, etc, menos me gusta el cuadro. Cómo se pongan a jugar a ver quién la tiene más grande por un quítame ahí ese petróleo o ese gas o esas ármas, estamos listos.

Tras otras 6 horas en bus, incluida una cortita travesía en el ferry que nos acoge en su vientre, llegó a Olkhon, una isla entre hielo. La primera impresión es de desolación, una tierra dura rodeada del Baikal todavia helado en su mayor parte.

Las carreteras rusas son un desastre y los conductores unos locos que van atropellando baches a toda leche, así que el viaje ha sido de todo menos agradable. En Khuzhir, el único pueblo de la isla, voy a la dirección que me han recomendado en el hostel de Irkutz. Resulta ser una casa particular, con unas casitas dormitorio para huéspedes, donde viven Nina, una señora de unos 70 años, y su hijo Eduard, bien pasados los 40. Me alquilan una de las cabañas, calentita y hogareña. Vengo con el frío todavía metido en los huesos. Aquí estarè bien. Pasare 2 días y 3 noches de relax.

Son las 8 de la tarde-noche y me invitan a una cena de embutido y queso con su correspondiente tè que me sienta de maravilla. Son un encanto, eso sí, más raros que perros verdes. La cocina es un caos con la mesa abarrotada de platos a medias a saber desde cuándo. El frigorífico lleno de imanes de todo el mundo que van recopilando de sus huéspedes. Dudo que ellos hayan salido nunca de aquí.

Salgo a fumar el último cigarrillo del día y beber coca cola. No me encuentro muy bien del estómago y me ha dado la neura de que es por el pescado macerado de ayer noche. Cómo haya pillado un pariente del Anisakis estoy salao. Por cierto,

Consejo de viajero:  Cuando viajas, mejor 4 ó 5 comidas ligeras al día. Arroz, pasta, pollo y pescado frito o a la plancha. Pescado crudo, peligroso, y salsas, cuántas menos mejor. La verdura cocinada y la fruta pelada. Cuidadín con el hielo que le ponen a los zumos de frutas fresquitos que en verano sientan tan bien. Poquito a poco. De bebida, mi preferida es la coca cola porque aporta azúcar, da speed y limpia cañerías. El agua embotellada, claro.

Son las 11 de la noche y veo en la tele de mi “casa” la retransmisión  de una obra musical sobre la guerra en un teatro abarrotado de personalidades, la mayor parte militares enmedallados y sus familias. Todo muy épico. Cuando unos actores vestidos de soldados cantan lo que supongo es el himno nacional, todo el público se pone marcialmente en pie. Insisto, qué mala pinta tiene el ambiente.

Khutzir debe ser un pueblo de vacaciones animado en verano pero, ahora, no hay nadie. Perros y vacas merodean por la calle. Quien más quien menos tiene en su casa huerto, gallinas y vacas. Aquí todavia  no ha empezado la temporada. El ferry funciona de mayo a diciembre. Un barco transporta solo viajeros en enero y abril y, en febrero y marzo, coches y camiones circulan por el hielo. Dice Nina que el invierno aquí no es muy duro y que las temperaturas “sòlo” llegan a los -20°. El 50% de la población son buriatos, como Nina y Eduard, muy parecidos a los mongoles. Cómo hay mucho turismo de China, que al fin y al cabo esta aquí al lado, ya se han aposentado también aquí comerciantes chinos. Nina les tiene mucha manía.

Ahora la mayor parte de los comercios, bares y restaurantes del pueblo están cerrados, pero he encontrado abierto un bar con cuatro platos de menú y wifi y, con eso y mi cabañita, estoy en el séptimo cielo. Las vistas del lago en el pueblo  son espectaculares y “La Piedra del chamán” impresionante pero, a parte de eso, en el pueblo no hay nada más que ver.

El norte de la isla forma también parte del Parque Pribaikalsky por el que caminé. Lo visito en un microbús de mediana edad (40 años) conducido por un Fitipaldi suicida. Al bus le cuesta ponerse en marcha pero, cuando se pone, salta y brinca a todo gas por el camino de carros en un viaje no apto para cardiácos ni estómagos sensibles. Parece una escena de dibujos animados de “Aquellos chalados y sus locos cacharros”. El paisaje, una obra maestra de la Naturaleza con despeñaderos de flojera de piernas enmarcados por el lago helado. Seis horas entre traslados con el bus supersónico y paseos por los senderos del Parque.

Me vuelvo a Irkutz mañana temprano. Dormiré allí y, al día siguiente, última etapa del Transiberiano: Vladivostok.

NOTA. ADVERTENCIA: Al final de la galería de fotos que sigue, hay dos fotos mías. Una especie de “antes y despues” del Great Baikal Trail. Estáis a tiempo de salir del artículo. Quien avisa no es traidor.

Show more
IMG_20180505_190718_089
Show more
IMG_20180505_190828_784
Show more
IMG_20180509_112141_220
Show more
IMG_20180509_182433_847
Show more
IMG_20180509_202437_712
Show more
IMG_20180509_201648_365
Show more
IMG_20180509_195142_313
Show more
IMG_20180509_213125_636
Show more
IMG_20180510_103323_088
Show more
IMG_20180511_190857_145
Show more
IMG_20180510_183140_375
Show more
IMG_20180510_101713_311
Show more
IMG_20180510_102856_176
Show more
IMG_20180510_103510_337
Show more
IMG_20180510_104033_864
Show more
IMG_20180510_104105_692
Show more
IMG_20180510_174302_960
Show more
IMG_20180510_175354_322
Show more
IMG_20180510_181021_443
Show more
IMG_20180510_181316_516
Show more
IMG_20180511_105128_789
Show more
IMG_20180511_103918_832
Show more
IMG_20180511_122929_127
Show more
IMG_20180511_123732_611
Show more
IMG_20180511_131747_384
Show more
IMG_20180511_132304_349
Show more
IMG_20180511_133246_320
Show more
IMG_20180511_132858_712
Show more
IMG_20180511_133550_695
Show more
IMG_20180511_133916_565
Show more
IMG_20180511_150828_129
Show more
IMG_20180511_153824_181
Show more
IMG_20180512_135357_187
Show more
IMG_20180506_135313_331
Show more
IMG_20180508_212621_586
image_pdfDescarga en PDFimage_printImprimir

5 Comentarios

  1. Coño que susto!! Y eso que has avisado, en la próxima foto sonrie, sera pasable. Madre e hijo “familia Adams total” que pedazo lago! , recuerdos de Pilar i mios un abrazo.

  2. Que envidiable aventura querido amigo!!! Y sobre todo, felicitaciones por las fotos!!
    Abrazo grande y morí con el Fitipaldi suicida!!!! Jajajajajajajajaaaa!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here