El Cau. Dunia Sanchez Martin.

El Cau. Dunia.

“Nacho  no tengo palabras para expresar todo lo que leo, que bonito y triste a la vez., disfrutar de esos paisajes montañas, ríos… Y a la vez darte de narices con la triste realidad humana que sufre el continente.. ?, todo y eso siempre hay sonrisas en tus fotos, deberíamos quejarnos menos y reír y amar más. Cuídate mucho un beso muy fuerte ?
Alas y Viento.”

Etiopía (2) Bahir Dar y Gondar. El reino de Saba. Imágenes de miseria y muerte.

Pues sí, gente, totalmente de acuerdo con Dunia: hay que quejarse menos y amar más. Somos gente tremendamente afortunada con unas posibilidades de felicidad ilimitadas. Una vida sencilla multiplica exponencialmente esas posibilidades. Los placeres, pequeños y grandes hay que saborearlos sin adicción. El consumismo materialista solo interesa al sistema capitalista, no a ti y lo realmente importante y placentero es muy barato. El  calor del sol, el sonido de la lluvia, el olor del mar, un abrazo fuerte, la conciencia del valor de la salud, un atardecer, la Naturaleza… y, sobre todo, el tiempo para disfrutarlo, solo depende de ti y es totalmente gratuito. Sonríe, estas vivo y eso… es una gran noticia.

Un beso Dunia.




El Cau. Luis Bautista y los amigos reencontrados.

En este “El Cau” quiero referirme a un comentario muy breve que recibí de Luis Bautista con ocasión del post “Australia (9) Tasmània (2ª parte) Una vuelta a Tasmania. Queenstown-George Town-Lauceston. Cradle Mountain“. Ese comentario decía simplemente: “Un abrazo Nacho”

Es difícil encontrar otras dos palabras que llenen tanto como “un abrazo”. Me encantan los abrazos y cuando estás de viaje, esos abrazos virtuales son pura vida, son sonrisas, son aliento, fuerza y felicidad. Son viento

Este blog ha tenido un maravilloso efecto secundario que yo no preveía. No sé cómo, maravillas de la técnica supongo, Alas y Viento ha hecho que reencuentre muchísimos antiguos amigos de infancia y juventud a los que había perdido la pista.

Luis es uno de esos amigos que fueron parte de mi niñez en Sa Riera, como toda su familia: Jordi, Eduardo… Pero es que han habido otros muchos casos de reencuentro con amigos a través de estos relatos del blog: Eduardo, Isabel y Antonia, Gonzalo, Teresa, Lali…

Trocitos de vida rescatados del olvido. Eso me hace feliz. ¡Bienvenidos de nuevo amigos!




El Cau. Felisinda Rodríguez Freire.

Escribía Felisinda con ocasión del post “Entre paréntesis. Navidades en las antipodas”:

“Feliz viaje y un Nuevo Año lleno de Aventuras y Mucha Emoción, el menú está apetecible, faltaría una sidrita, la ensalada de frutas y el turrón; pero que importa el postre, si tienes el cuerpo lleno de hermosos lugares atesorados”

El año que viene me toca Suramérica. No sabía yo que en Venezuela se tomaba sidra. Y es que me falta tanto Mundo por conocer…!

Al menú para el próximo año que me desea Felisinda desde luego sí que me apunto: de primero Aventuras y de segundo mucha Emoción. De postre me pido…. ¡muchos amigos! Y todo ello regado con salud, claro.

¡Un abrazo!




EL CAU. Javier García

Me veo obligado a destacar un comentario de Javier García Gutiérrez, desagradable como siempre, en relación a mi articulo “Tailandia (1) El Triángulo de Oro. De Chang Mai a Pai. Un ataque por sorpresa.” Y me veo obligado porque esta vez, y sin que sirva de precedente, Javi tiene razón.

Javier García Gutiérrez:

No, si encima tendrá la culpa la pobre vaca¡¡¡¡¡ Solo cuentas lo del susto que te pegaste tu, pero…por un momento has llegado a pensar lo que debió pasar la pobre vaca al verte con las pintas que me tienes que llevar ?????? ??????.

Javi, que por su naturaleza malvada es en este blog lo que era “El Follonero” para Buenafuente, tiene, como decía, su parte de razón. Después de tantos meses de viaje mi aspecto no es que rezume glamour.

De todas formas Javi, tiene guasa que hables tu de mis pintas cuando sabes que, por las tuyas, tienes terminantemente prohibido por tu cardiologo mirarte al espejo ?.

¡Salud amigo!




EL CAU. Eulalia Tortorici

Inauguro la sección refocilandome con la generosa critica de Eulalia Tortorici al artículo “Myanmar (2) El Lago Inle. Fascinado”, publicado el 6 de Noviembre.

Gracias Lali. Tus críticas son gasolina para seguir escribiendo cada día. Un abrazo.

Eulalia Tortorici:

“Me gusta todo todo todo. Leyendo el texto huelo esos bosques, contemplo los arrozales y saboreo esa comida picante. Las fotos , esta vez, tienen más color. tienen una luz especial. Pero lo que más me ha gustado esta vez es el uso de la expresión idiomática espabilando que es gerundio. Hacía años que no la leía. La fascinación por las palabras también existe.”