Cajón de Sastre. Retratos

“Una mirada profunda, pero amigable. Un rostro cansado, pero sereno. Así se presenta Nacho Rovira ante un lente inquisitivo. Está tranquilo. No tiene nada que esconder y todo para contar.
Tuve el placer de escuchar un puñado de sus experiencias sobre sus más de 15 años viajando por el mundo. Nacho decidió cambiar su vida de abogado exitoso de España por la de un exitoso viajero del mundo.
Hay infinitas maneras de vivir ¿Cual es la tuya?
¿Es tuya?”
 
Así es como me define @pedroguardone, en su Instagram, y así me retratò.
Nos conocimos con Pedro y sus amigos, una madrugada esperando en un café birmano el inicio de un trekk. Y le diò por hacerme fotos. Se lo he dicho a èl y lo repito: ninguna duda sobre su calidad como fotógrafo pero, en cuanto a sus criterios de elección de modelos, es obvio que debería hablar con su siquiatra.
Un abrazo Pedro!