A MI GUSTO. Mis 8 pueblos o ciudades favoritos en el Mundo.

Mis 8 pueblos o ciudades favoritos

Son lugares donde me siento bien, donde no me importaría pasar una larga temporada y, donde, desde luego, siempre me apetece volver.

Aquí no excluyo el mío: Begur es el pueblo mas bonito del mundo.

Dicen de Begur que es un Belén con malas figuras. Mienten. Begur es acogedor con quien viene con respeto y prudencia. No somos la simpatía con patas y si, más bien, malcarados, pero pura fachada. En el fondo, trozos de pan. Y el paisaje es idílico, la Naturaleza ha sido generosa con nosotros. El pueblo, cargado de casas indianas, encima de una loma coronada por el castillo de piedra con todo el Empordá a los pies y, en la base, nuestras cinco playas: Sa Tuna, Sa Riera, Aiguablava, Aiguafreda y Fornells. No hay nada igual.

Tokio es el mundo del futuro agarrado a una tradición milenaria que cuida su pasado, presente y futuro con cuidadosidad japonesa. La variedad de sus barrios no se vè en ningún otro lugar del mundo y, si a eso le añadimos la mejor oferta gastronómica propia y ajena que puedes llegar a desear, y una gente respetuosa, educada y feliz, tienes un paraíso urbano.

Buenos aires es el placer de los sentidos. Es olor a flores, libros y pizza, es el oído de la lengua argentina y el tango, es la vista de rincones y personas extraordinarias en la mayor amplitud de la palabra, es el sabor del asado, las empanadas y las medias lunas y es el tacto de los abrazos de amigos del alma que siempre encuentras en esta metrópoli acogedora, entusiasta y soñadora a pesar de todos sus históricos pesares.

Pocos lugares tan telúricos y con la bohemia tan incrustada en el corazón como Cadaqués. Es el Mediterraneo, Dalí, el Cap de Creus, el blanco, blanco, el azul, azul y el epicentro de la Costa Brava. Si eres feliz, aquí te sentirás en la gloria, si estás triste…cuidado, mucho cuidado. La tramontana acecha y estás en su guarida.

Un Pisco Sour en la subida de San Blas, o un menú en cualquiera de sus mercados, callejear por sus laberínticas calles de piedra o cenar bajo las arcadas de la Plaza de Armas y ya estás atrapado por Cuzco de una forma extraña. Quizás es el espíritu del inca Manco Capac o la proximidad del Machu Pichu, no sè pero, desde luego, Cuzco es una ciudad extra ordinaria salpicada de hotelitos, restaurantes, bares y rincones que sosiegan el alma y aceleran los sentidos.

  • Barcelona

La ciudad más visitada del mundo no lo es porque si. Entre el Tividabo y Montjuic, los barrios del Borne o Gracia, el estadio del F.C. Barcelona, la Rambla, la Sagrada Familia, el Mediterráneo, sus bares, restaurantes, museos, y la ciudad entera, sitúan a Barcelona, hoy por hoy, como una capital imprescindible de visitar y, sobre todo, vivir intensamente. Yo nací allí, así que, cada vez que voy a verla, no es extraño que sienta, todavía, una cierta sensación umbilical.

  • París

Tras los topicazos de que París es “la capital del amor” o “la ciudad de la luz”, sí es cierto que el ambiente elegante de Champs Elisees, el bohemio de Montmatre o el canalla de Pigalle, la tour Eiffel o El Louvre, Notre Dame y el Sena, el Bois de Boulogne o la cercana Versalles son un abanico de posibilidades para todos los gustos. París sí tiene luz, mucha luz, y sí es difícil resistirte alli al amor, sobre todo si lo llevas puesto pero, para mí, es mucho más. Son tejados y buardillas, son paseos ensoñadores, es descubrir pequeños restaurantes y bares que invitan a conversaciones profundas, es…. Hace demasiado tiempo que no voy a París.

Bicheno está en la Costa Este de Tasmánia, Australia. Es un pueblo de playa rodeado de montañas, turístico pero tranquilo, con un rocoso paseo marítimo y el Parque Nacional Freycinet a 12 Km. Un lugar ideal para practicar senderismo, submarinismo, surf, ciclismo…buen pescado, buen vino, buen clima, Naturaleza cuidada, gente afable…un bar, 4 ó 5 restaurantes, un supermercado, una gasolinera y no más de 10 ó 12 tiendas… Un lugar para vivir.

Show more
IMG_20180418_125348_449